info@escuelaeuropeademasaje.com     881 969 557 / 982 106 869

Masaje deportivo: fases y aplicaciones

El masaje para prevenir lesiones deportivas es una técnica que requiere mucho tiempo y dedicación. Su principal función es mejorar el rendimiento de los deportistas en cualquier fase de la actividad, adelantándose al dolor y evitando posibles complicaciones como contracturas, sobrecargas y lesiones más graves.

 

¿Cuándo es adecuado un masaje deportivo?

El masaje deportivo consiste en una serie de maniobras con efecto analgésico que trabajan los grupos musculares implicados en la práctica de cada deporte. Es una técnica más profunda e intensa que la empleada en los masajes tradicionales, ya que sus finalidades  van mucho más allá de la relajación muscular. Toda actividad que implique ejercicios de alta intensidad debería ir acompañada de este tipo de tratamiento, pero ¿cuándo es el mejor momento para llevarlo a cabo?

La respuesta a esta pregunta depende de nuestros objetivos. Una de las principales características de los masajes deportivos es que tienen distintas aplicaciones, según la fase de la competición en la que estemos. Así, distinguimos varios tipos:  

 

-Antes del ejercicio. Es recomendable realizar una primera sesión entre 5 y 34 horas antes de la actividad. En esta fase, el masaje ayuda a mejorar la circulación sanguínea, adecua la temperatura al ejercicio y estimula la elasticidad muscular.

 

-Durante la actividad. Su utilidad se centra en solucionar pequeños problemas que surgen durante el ejercicio, reactivar al deportista y reducir contracturas. La intensidad en esta fase es algo mayor que en la anterior y el tratamiento que se aplica está mucho más localizado.

 

-Post-ejercicio. Puede aplicarse entre 45 minutos y 5 horas después de la actividad. El fin de estos masajes es facilitar la desaparición de contracturas y toxinas consecuencia del ejercicio, así como mejorar el aporte sanguíneo a los músculos. Se utilizan movimientos de sacudida, percusiones y vibración en las zonas implicadas para favorecer su relajación.

 

-Mantenimiento. Para cualquier deportista, es recomendable contar un especialista de mano en este tipo de masajes. Recibir periódicamente sesiones de mantenimiento ayudará a diagnosticar posibles contracturas y evitar lesiones que a la larga podrían ser irreparables. También elimina la fatiga muscular y permite mantener un buen nivel de elasticidad, mejorando el rendimiento global de cualquier deportista.

 

Si te atrae el mundo del masaje deportivo y quieres saberlo todo sobre este tipo de tratamientos, no puedes perderte nuestro taller. El mes que viene, tienes la oportunidad de formarte en nuestro Curso de Masaje para Lesiones Deportivas. La duración total de este taller es de 24 horas repartidas en dos fines de semana. Ponte en contacto con nosotros y te contaremos todos los detalles.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies